fbpx

Cocina | Si tienes una cocina pequeña y quieres ganar amplitud, ten en cuenta unas consideraciones importantes para sumar centímetros a tu cocina

Si tienes una pequeña cocina lo mejor es que optimices el espacio y la distribución para ganar unos centímetros.


La primera buena decisión para ganar espacio en una cocina pequeña es apostar por la versión integrable de electrodomésticos como el microondas o la cafetera, ya que la versión tradicional de estos aparatos ocupa bastante espacio.
Puedes instalar tu microondas en columna o al lado de un horno, y la combinación de los aparatos dará un toque muy elegante a la estancia.
En una cocina pequeña también se puede disfrutar de todas las prestaciones gracias a los electrodomésticos compactos y multifuncionales.


Es el caso de los hornos compactos, como por ejemplo el modelo iQ700 con función microondas de Siemens, que ofrece muchas posibilidades en cuanto a métodos de cocción.
Las placas modulares también son perfectas si tienes poco espacio en la cocina, y está disponible tanto para inducción como para gas.
En cuanto al lavavajillas, con el modelo de 45 centímetros, aprovecha al máximo el espacio eligiendo uno con capacidad de lavar hasta 10 servicios. Su reducido tamaño no evita que tenga una gran capacidad.


La placa de extracción puede ocupar mucho espacio si tu cocina es pequeña, así que siempre puedes optar por una placa con extractor integrado. La fusión entre placa y extractor es una opción excelente.
Otra de las claves reside en escoger correctamente los muebles. ¿Por qué no incluir en un mueble una mesa de office extraíble? Estas mesas son un elemento muy útil en cocinas pequeñas y puedes sacarle muchísimo partido. Las mesas office extraíbles son ideales para un desayuno o comida rápida, y para ganar una superficie de apoyo.
Saca el máximo partido a tu pequeña cocina con estos trucos.


EN LA COCINA | Saca el máximo partido a tu frigorífico, colocando los ingredientes en su lugar correspondiente. ¿Cómo?

Tener el frigorífico ordenado es lo mejor para conservar tus alimentos y evitar desperdiciarlos, porque acaben en un cajón al fondo y caduquen.
Te compartimos unos consejos básicos, para tener ordenada la comida dentro de tu frigo.
Cada alimento y el estado en el que se encuentre necesitara de mas o menos frio y esta va ser la regla básica a seguir para colocar nuestros alimentos en el Frigo.
Las zonas bajas del frigo son más frías que las altas por lo que eso condicionara la colocación de los alimentos para su mejor conservación y durabilidad en el mejor estado para su posterior ingesta.

¿Qué vamos a guardar en la bandeja superior? Pasteles, bizcochos con cobertura, cupcakes o lionesas son ideales para ocupar este espacio. La bandeja superior es el espacio de los dulces.


El pescado y la carne ahumada son dos productos que no necesitan una temperatura muy baja para su conservación por lo que, también, puedes colocarlos tranquilamente en las bandejas superiores.


¿Y en la bandeja central? En la bandeja central lo mejor es almacenar los quesos y sus derivados.
La bandeja inferior es el lugar más frío, donde tienes que guardar las conservas ya abiertas, los yogures, las cremas.


La comida ya preparada también debe ir ahí. Los recipientes de comida o platos preparados, al ser productos ya cocinados, lo mejor es conservarlos a temperaturas más frías hasta que llegue el momento de volver a consumirlos


En la puerta, coloca la mantequilla en el balcón superior de la puerta del frigorífico.
En el balcón central, coloca las salsas, aliños y huevos. Si tienes muchas salsas, puedes conservar los huevos en la bandeja superior.


El balcón inferior de la puerta del frigorífico es el sitio de las botellas, por su fácil acceso, es ideal para colocar las bebidas: leche, zumo, vino, agua y refrescos.

EN LA COCINA | Si te encanta el pescado al horno, no puedes perderte las recomendaciones que te contamos para que tus platos salgan deliciosos

Si eres de los que te gusta cocinar el pescado al horno, te damos unos consejos para sacar el máximo partido a tu pescado favorito.


• Mejor asado al vapor.
Para que quede crujiente por fuera y jugoso por dentro, debe ser cocinado con la función vapor, aunque no está presente en todos los hornos. Este tipo de cocción es más suave y consigue retener toda el agua que suelta el pescado cuando se está cocinando. Así se mantiene siempre jugoso.


• Coloca el pescado con la aleta dorsal hacia arriba

De esta forma conseguirás que se mantenga estable y que el horneado será uniforme. Además, tendrás un truco infalible para saber si está hecho, porque lo sabrás cuando puedas quitar la aleta dorsal fácilmente.


• Engrasa la base de la fuente
Tanto si utilizas una fuente de cristal, o la bandeja del horno, te recomendamos engrasarla previamente con un poco de aceite de oliva, para que no se pegue el pescado.


Coloca la guarnición siempre debajo.
Este sencillo truco consiste en poner la guarnición debajo del pescado, en permanente contacto con la bandeja del horno. Por una parte proteges el pescado para que no entre en contacto con la bandeja del horno y pueda soltar mejor sus jugos, sin que se pegue, y por la otra, consigues tener una guarnición sana con la que acompañar el pescado.


• Mantén hidratado el pescado

Recuerda siempre hidratar el pescado para que no quede seco y tenga mejor aspecto. Puedes hacerlo añadiendo unas rodajas de limón, untándolo con aceite, etc. Si lo haces al vapor te evitarás este problema porque estará hidratado constantemente.


• No quites las escamas
Las escamas del pescado sirven para proteger su piel, haciendo que la carne no se seque y el pescado no se pegue a la bandeja del horno. Además, las escamas tienen un alto contenido de proteínas, aminoácidos y minerales.


• Utiliza un termómetro para cocinarlo a la temperatura ideal
Controlar adecuadamente la temperatura es esencial para que el pescado al horno se haga correctamente. Para evitar cambios bruscos de temperatura en el interior del horno, y fugas de calor, te recomendamos que no abras el horno durante la preparación de la receta o que lo hagas lo menos posible.


• Atento al tiempo de cocción

La regla no escrita dice que 1Kg de pescado, son 20 minutos de horneado. Recuerda que por cada kilo de más, deberás sumar 10 minutos.